Slots de Navidad: Juega Gratis y Lee Reseñas

Navidad Las tragaperras tienen una calificación del usuario de 3.4/5 de 553 votos. ⭐

La Fiesta Más Celebrada En El Mundo

La Navidad es la festividad que se celebra en los países de tradición cristiana para conmemorar el nacimiento de Jesucristo en la ciudad de Belén. Se trata de una de las fechas mas importantes para el Cristianismo, junto a la Semana Santa y Pentecostés. El día 25 de diciembre es el día grande de esta celebración en las comunidades católicas, anglicanas, en la mayoría de las ortodoxas y en algunas protestantes. Sin embargo, en otras doctrinas como la ortodoxa rusa, ortodoxa armenia, ortodoxa de Jerusalén, iglesia Copta, entre otras, la Navidad se celebra el 7 de enero. Como consecuencia de estas ramificaciones se continúa usando el calendario Juliano.

¿Por qué el 25 de Diciembre?

Aunque en los libros del Antiguo y Nuevo Testamento no se hace mención a la fecha exacta del nacimiento de Jesucristo, la mayoría de las iglesias acordaron su celebración para el 25 de diciembre. Algunas versiones sugieren que esta fecha es una adaptación al solsticio de invierno, acontecimiento de gran relevancia para los antiguos pueblos paganos.

La Celebración Religiosa

Como se ha mencionado anteriormente, quienes celebran la Navidad son las principales iglesias cristianas. Todas tienen festejos comunes y particulares de los que se hablará a continuación.

La Iglesia comienza la celebración de la Navidad con el Adviento, un tiempo de preparación antes de conmemorar el nacimiento de Cristo. Se celebra durante cada uno de los cuatro domingos anteriores a la Nochebuena. Justo ese día, el 24 de diciembre a medianoche, la iglesia oficia la misa del gallo para festejar el nacimiento del Niño Jesús. Según algunos historiadores, su nombre se debe al lema “ad galli cantus”, que se traduce como “al canto del gallo” y fue mencionado por primera vez por el Papa Sixto III en el siglo V.

El periodo de la Navidad finaliza con la Epifanía de los Reyes Magos el día 6 de enero. Esta fecha recuerda cómo los magos de Oriente siguieron la conocida estrella que los guiaría al lugar de nacimiento del Niño Jesús. En algunos países de Latinoamérica se celebran las misas de aguinaldo desde el 16 al 24 de diciembre, que destacan principalmente por ser celebradas en la madrugada con los tradicionales cantos de Navidad llamados “aguinaldos”.

El lugar de peregrinación religiosa considerado el más importante para muchos del periodo navideño es la Basílica de la Natividad, ubicada en Belén, Palestina. En esta basílica se cree que estuvo el establo donde María y José se cobijaron para dar nacimiento a Jesús. En ella se celebran tanto la Navidad católica el 25 de diciembre, como la ortodoxa el 7 de enero.

La Navidad en la cultura popular

La Navidad es una época del año de festividad tanto en el ámbito religioso como en el popular. Y es que esta fiesta ha trascendido de tal modo, que en países donde el Cristianismo no es una religión mayoritaria, también se ha adoptado como parte de las festividades del último mes del año. Una de las principales tradiciones navideñas es la entrega de regalos a los niños y el intercambio de presentes entre adultos. También es común que en Nochebuena se organice una cena donde se reúne la familia. Éste evento es tan importante que incluso los miembros de la familia que viven otros lugares, viajan desde sus residencias habituales para asistir.

Al mismo tiempo, la decoración juega un papel relevante tanto en hogares, como en calles y centros comerciales. El árbol de Navidad, las luces y los calcetines o la representación de la Sagrada Familia en el portal de Belén son los elementos más utilizados para decorar. En este punto se debe destacar al personaje más popular de esta festividad, Santa Claus, también conocido como Papá Noel, Viejito Pascuero o San Nicolás. Es un personaje que en la cultura popular se caracteriza como un hombre mayor, grueso y con barba blanca. Su característico traje rojo y su trineo tirado por renos con el que viaja por el mundo entregando regalos a los niños, es por todos conocidos. El origen de este personaje se relaciona con San Nicolás de Bari, un sacerdote católico que en el siglo IV se conoció por su bondad y generosidad hacia los más necesitados, en especial hacia los niños. Con el paso de los años se ha convertido en el icono más llamativo de la Navidad.

El Mundo se Llena de Color

Envuelto en luces, con bolas navideñas, bastones y otros adornos, uno de los ornamentos más usados durante la Navidad es el árbol. La historia más conocida es que posiblemente la primera vez que se usó el árbol de Navidad fue en Alemania en el año 1605. En aquel entonces se le colocaban velas a los pinos para dar vida al ambiente frío del invierno y de ahí su popularidad fue aumentando en Europa. Otras historias sugieren que las luces tienen relación con la celebración judía del Hanukkah. Incluso también hay relatos que hablan de que los primeros cristianos en llegar a Europa lo hicieron en las fechas próximas a la Navidad. Esas fechas coincide con la celebración del nacimiento del dios nórdico Frey, en cuya festividad los árboles se adornaban con objetos brillantes.

Fuente de Inspiración Artística

Durante esta fiesta, cada país tiene diferentes estilos musicales para alegrar estas fechas, en especial los villancicos (canción de villa) que es el estilo más extendido. Estos temas cantados a coro, servían para registrar la vida cotidiana de los pueblos de Europa en el siglo XIII. A lo largo de los años, los villancicos de Navidad fueron creciendo en popularidad frente a los cantados en otras épocas del año. Posteriormente, se les asignó la exclusividad de ser el estilo musical que conmemora el nacimiento de Cristo. Los villancicos más famosos son, “Noche de Paz”, “Jingle Bells” y “Blanca Navidad”.

La Navidad también sobresale por su amplia representación en la literatura. Muchos autores han escrito libros que son clásicos para estas fechas, como por ejemplo, Charles Dickens y su obra “Un Cuento de Navidad”, Hans Christian Andersen y “La Pequeña Vendedora de Fósforos” o Ernst Theodor Amadeus Hoffmann, quien escribió la historia de “El Cascanueces”. Precisamente inspirado en esta última obra, el compositor Piotr Ilich Chaikovski compuso la música y la pularidad ha sido tal que se representa (incluyendo música y danza) en distintos escenarios del mundo cada diciembre. Por otro lado, en el ámbito del cine, la Navidad también tiene una amplia gama de representaciones. Películas como “El Expreso Polar”, “Noel”, “La Navidad de Scrooge” y otros clásicos como “Mi Pobre Angelito” y “El Grinch”.

Esta festividad también está acompañada por la gastronomía que varía en cada país y tradición. En la mayoría coinciden con un horneado que puede ser de pavo o cerdo, como plato principal. También son famosos los postres que acompañan estas comidas, entre ellos el panettone italiano, que ha trascendido a otros países, incluyendo de Latinoamérica. Otro postre es la bûche de Noel, un postre de origen francés que consiste en un pastel en forma de tronco, cubierto de chocolate y adornado vistosamente.

Estos platos suelen estar acompañados por licores como la crema de whiskey, el vino, el ponche de huevo o la champaña. En algunos países de Centroamérica y Sudamérica es común que el plato principal en la cena navideña sea un tamal en sus variantes. Esta comida es preparada a base de una masa de maíz, que se rellena con carne de res, cerdo o pollo, para luego envolver en hojas que pueden ser de maíz o de plátano y se cocinan hervidas o al vapor.

En muchos países la celebración de la Navidad culmina el 31 de diciembre con la fiesta de fin de año, conocida como Nochevieja y en otros los eventos festivos continúan hasta el 6 de enero con la Epifanía de los Reyes Magos.

Tiempo de Solidaridad

En esta época del año, muchas organizaciones y personas anónimas se dedican a la recolección de alimentos, ropa, juguetes, entre otros, con el fin de ayudar a quienes viven en situaciones adversas o de riesgo. Es muy popular donar juguetes para los niños más necesitados u hospitalizados y para ello se organizan entregas de regalos.Otros actos de solidaridad en Navidad consisten en enviar tarjeta de felicitación, ofrecer tiempo a quien necesite ser escuchado, visitar y acoger a quienes están solos para celebrar, junto a tu grupo familiar, estas fiestas.

¿Fiesta Perfecta? Para Muchos, no

Son diversas las voces críticas con la Navidad. Los hay quienes aseguran que la Navidad no es más que una estrategia de consumismo, con la que las personas terminan haciendo gastos innecesarios (regalos, comida, ropa...) para demostrar su amor al otro. Se piensa que la Navidad provee la falsa ilusión de riqueza, sin saber qué nos depara el futuro.

Es conocido que gran parte de los trabajadores recibe una prima de fin de año, también llamada aguinaldo o utilidades. Algunas empresas ven incrementadas sus ventas y el dinero circula en las calles. Eso también lo saben los delincuentes, por lo que estas fechas también se prestan para que los delincuentes busquen obtener su “prima de fin de año”.

Otros críticos de la Navidad mencionan que no se justifica que la bondad y la solidaridad solamente se promuevan en una época específica del año, cuando en realidad siempre debería ser así. Por otro lado, muchas comunidades protestantes se oponen a la celebración de la Navidad, debido a que la fecha en que la mayoría la celebra no se corresponde a la fecha más probable de nacimiento de Jesús, el cual sitúan alrededor del mes de marzo.

Un fuerte aspecto negativo de la Navidad es el elevado consumo de alcohol. Este hecho, junto al aumento de viajes por carretera, incrementa el número de accidentes de tráfico Según datos recopilados por empresas aseguradoras, anualmente 1 de cada 4 accidentes de tránsito se registran durante las vacaciones navideñas.

En el aspecto ecológico, se generan críticas hacia la Navidad por la tala de pinos para comercializarlos, decorarlos y desecharlos al finalizar las fiestas. Otro factor que afecta al medio ambiente es la cantidad de basura que se genera durante el asueto, se estima que puede duplicar a la cantidad de desechos que se generan el resto del año.

Por todos estos factores mencionados, es necesario tener conciencia y responsabilidad al celebrar la fiesta más conocida a nivel mundial. Para pasarlo bien solo se necesita disfrutar de lo que se tiene y de los seres queridos. Si bien la Navidad es una época que para muchos representa la alegría de reencontrarse con la familia y celebrar el nacimiento del Niño Jesús, para los más religiosos es una conexión más profunda con sus creencias y actividades dentro de la Iglesia.

Sin embargo, la Navidad no se trata solo de regalos y cenas. Es un momento en que se debe aprovechar el encuentro con su familia y amigos para sentir el verdadero espíritu navideño. Es un anuncio de buenas nuevas, de gran gozo y felicidad. Creyente o no, es tal vez la mayor época de alegría para nuestros familiares y niños.